Impacto de pandemia en hospitales de California

SAN DIEGO- Los hospitales han llegado al límite durante la pandemia y económicamente también han cobrado un precio.

El miércoles, la Asociación de Hospitales de California realizó una conferencia de prensa con funcionarios del hospital para desentrañar la situación financiera actual que enfrentan los hospitales y por qué el enfriamiento de la pandemia no significa necesariamente un reinicio automático para ellos.

Carmela Coyle, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Hospitales de California, dijo que la pandemia ha arrasado a los hospitales y los ha hecho vulnerables financieramente a pesar de que el alivio se está filtrando.

“La pandemia ha dejado a la mayoría de los hospitales de California con dificultades financieras, inestables y, en algunos casos, quebrados”, dijo Coyle. Coyle citó hallazgos recientes de Kaufman Hall, quien encontró que los hospitales han sufrido pérdidas por $8.4 mil millones y eso es con el gobierno interviniendo para brindar asistencia en 2020.

Se proyectan pérdidas hospitalarias en alrededor de $600 millones a $2 mil millones para 2021.

Durante la conferencia del miércoles, muchos hospitales expresaron sus preocupaciones y detallaron cómo sus instalaciones carecían de la infraestructura y los recursos necesarios para manejar una pandemia.

La directora ejecutiva de UC San Diego Health, Patty Maysent, dijo que las operaciones más pequeñas no son las únicas que se han visto afectadas. Los grandes también están luchando por recuperar el tiempo y el dinero perdidos.

“No solo los pequeños hospitales de los que ya ha escuchado hoy están tan desesperados por ayuda y apoyo, sino incluso los grandes sistemas”, dijo Maysent.

El director ejecutivo de Sharp Healthcare, Chris Howard, dijo que la pandemia también ha sido un momento difícil para Sharp, donde han visto un impacto de alrededor de $244 millones, una cifra que representa pérdidas financieras y costos adicionales incurridos para combatir el COVID-19 dentro de los hospitales. Él dijo que la ayuda del gobierno ayudó a reducir el número, pero las pérdidas siguen siendo significativas.

“Todavía tenemos que proporcionar personal adicional para atender a esos pacientes y tenemos que pagar cantidades significativas de PPE y otros suministros para atender a esa población de pacientes”, dijo Howard.

También mencionó que el número cada vez menor en los departamentos de emergencia y las personas que renuncian a cirugías electas también se han sumado a su pérdida de ingresos.

Join The Coalition